Jorge Brito y su pasión por la producción agropecuaria

Jorge Brito, presidente del Banco Macro, en una charla profunda con la revista Gente en su campo de Salta, corazón de Inversora Juramento.

En 1992, Jorge Brito decidió comprar 45.000 hectáreas para armar su emprendimiento agropecuario en Joaquín V. González, a 260 kilómetros de la capital salteña, en donde radica su empresa Inversora Juramento.

Jorge Brito recuerda “hice un análisis y observé que en el NOA el 85% de la carne se importaba de Buenos Aires y Córdoba. Y me di cuenta de que si armábamos un feedlot en esta zona íbamos a tener dos ventajas inmejorables: la primera, campos secos, sin inundaciones; la segunda, podíamos producir carne con un maíz 30% más barato que en otro lugar, porque no teníamos gastos de flete. Hoy, en mi casa de Buenos Aires comemos el asado que producimos acá en Salta ¡Es la mejor carne del país!”.

“En total, todo el proyecto de Inversora Juramento abarca cerca de 90.000 hectáreas, donde tenemos 86.000 animales. Voy a reconocer que al principio me miraban como si fuera un bicho raro, porque no se conocía el sistema de engorde de corral, algo que copié de Estados Unidos. Y en 1993 apareció la oportunidad de comprar un frigorífico en Pichanal, al norte de Salta, a 220 kilómetros de este lugar. Hoy, con las seis carnicerías premium, Cabaña Juramento, que tenemos en Salta (dos), Tucumán, San Isidro, Nordelta y Puerto Madero, terminamos de cerrar el círculo”, expresa Jorge Brito.

Hoy el emprendimiento ocupa más de 600 personas en forma directa, de las cuales 400 trabajan en el frigorífico de Pichanal. “La satisfacción que tengo es que todo salió tal cual, y cómo lo soñé”, asegura el presidente del Banco Macro.

Finalizando la entrevista, Jorge Brito expresó su opinión sobre el gobierno actual: “Es un error hablar de un “gobierno para ricos”. Soy un convencido de que el empresario tiene que ganar plata para generar fuentes de trabajo y darle laburo a la gente. Sí creo que al capitalismo hay que ponerle reglas de juego claras, para no haya abuso”. Continuó diciendo que “no me gusta que en vez de cerrar la grieta que dejó el kirchnerismo, la haya profundizado. Pero es un problema que tenemos los empresarios y los políticos argentinos: todos somos individualistas. Todas las crisis que vivimos fueron por pensar en forma mezquina”.

Clic acá ara acceder a la entrevista completa.

Publicado: - | Fuente: Revista Gente